Especialistas en Dolor Orofacial y Fisioterapia. CITA ONLINE

10 consejos para el descanso

Clinica_MTS_Consejos_Descanso

10 consejos para el descanso

29 septiembre, 2015
|
0 Comentarios
|

Tal y como reza el título, nuestro artículo de hoy está centrado en el descanso y en cómo conseguir de este el resultado más beneficioso para nuestra salud.

1.- Asegúrate de que nuestro colchón y almohada están en condiciones idóneas y son los adecuados para nosotros. Lo recomendable para dormir es tomar una postura de lado o boca arriba; en caso de que sientas dolor nada más levantarte de la cama, seguramente se deba a una mala postura o, también, que los elementos de la cama no estén en condiciones.

Respecto al colchón, es importante su mantenimiento: Ventílalo cada día con la ventana abierta, dale la vuelta cuatro veces al año, protégelo con una funda transpirable 100% algodón, límpialo la superficie con una aspiradora para eliminar parte de los ácaros y partículas acumuladas y, sobre todo, cámbialo como máximo cada diez años.

2.- Trata de llevar una vida activa y hacer ejercicio con asiduidad. Está demostrado que la práctica deportiva en nuestro día a día (aunque sea salir a caminar 30 minutos o pasear en bicicleta), nos reporta más energía durante el resto de la jornada y descansamos mejor durante la noche. Lo ideal es realizar ejercicio a media tarde ya que, además de ser cuando más beneficiado sale nuestro cuerpo por el ciclo natural del sistema hormonal, hará las veces de desestresante tras el trabajo, conseguiremos mayor porcentaje de sueño profundo y nos despertaremos con menos frecuencia durante la noche.

3.- Es importante dormir completamente a oscuras: No dejes ninguna luz encendida y cierra por completo las ventanas.

La glándula pineal (pequeña glándula endocrina del cerebro que produce la hormona que afecta a la modulación de los patrones del sueño) es sensible a la luz. Al disminuir la luminosidad, segrega más melatonina (la hormona del sueño) induciendo al estado de relajamiento y somnolencia. Es decir, si existe algún tipo de luz por la noche, se segregará menos melatonina y costará más descansar bien.

4.- En relación a nuestra dieta nocturna, los expertos recomiendan una comida ligera y cenar al menos 90 minutos antes de ir a dormir. Acostarnos con hambre tampoco favorece el descanso.

Por la noche debemos evitar los dulces y las bebidas de cola, el café y el té, ya que contienen una alta cantidad de cafeína y suelen producir picos de glucemia que no permiten descansar bien.

5.- Evita las tecnologías en lo posible.

No pongas a cargar el teléfono móvil en la mesilla de noche, no uses el ordenador y trata de dejar de ver la televisión unos minutos antes de irte a la cama ya que causan contaminación electromagnética y las pantallas excitan el cerebro.

6.- Trata de ser responsable e imponerte una rutina yendo a dormir a la misma hora cada día y despertarte también a la misma hora. De esta manera “entrenamos” a nuestro cuerpo, hará que nos durmamos rápidamente y despertemos más frescos.

7.- Lleva una vida saludable: la nicotina que contiene el tabaco provoca un efecto que dificulta el quedarnos dormidos con facilidad y el alcohol, aunque produce un efecto sedante, hace aumentar los ronquidos y ocasiona problemas respiratorios relacionados con el sueño.

Por otro lado, ciertos alimentos como huevos y arroz ayudan a tener un sueño más largo y más profundo.

8.- Si duermes siesta, te informamos que un estudio reciente la divide en tres tipos: 15 minutos (para mejorar la memoria), 30 minutos y 90 minutos, considerando esta última la idónea por equivaler a un ciclo completo de sueño. Todas son recomendables porque ayudan a seguir activo el resto del día.

9.- Según expertos, es recomendable escuchar música relajante 45 minutos antes de irse a dormir. De esta manera se logra dormir más y mejor.

10.- Por último, es importante que en la habitación tengamos una temperatura adecuada que nos facilite el descanso. Un estudio demostró que, colocando el termostato más frío que caliente, se duerme de media 30 minutos más y con mayor calidad: Es preferible, por lo tanto, estar en un ambiente fresco.