Especialistas en Dolor Orofacial y Fisioterapia. CITA ONLINE

Calambres musculares

Calambres musculares

22 mayo, 2018
|
0 Comentarios
|

“Calambre muscular” es el nombre común que recibe un espasmo muscular. Particularmente, ocurre en el miembro inferior. Aun así, los espasmos musculares se pueden presentar en cualquier músculo del cuerpo. Con el espasmo, los músculos se contraen involuntariamente y no se relajan.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Los espasmos musculares por lo general se presentan cuando el músculo está sobreutilizado o lesionado. El hecho de hacer ejercicio estando deshidratado o con bajos niveles de potasio también puede provocar espasmos musculares en una persona. Algunos de ellos se producen cuando el nervio que se conecta a un músculo se irrita. El ejemplo clásico de esto es una hernia discal que irrita los nervios espinales, produciendo dolor y espasmo en la musculatura inervada por ellos.

Los espasmos en la pantorrilla son comunes al patear durante la natación. También se pueden presentar en la noche mientras se duerme. Por otro lado, los espasmos musculares en la parte superior de la pierna son más comunes con actividades como correr o saltar. El espasmo en la columna cervical (cuello) puede ser un signo de estrés.

Síntomas de los calambres musculares

Cuando se presenta un espasmo muscular, el músculo se siente muy tenso y algunas veces se describe como un nudo. El dolor puede ser intenso y debilitante.

Signos y exámenes

Los espasmos musculares se diagnostican por la presencia de músculos tensos o duros, muy sensibles al tacto. No existen estudios de imagen ni exámenes de sangre que puedan ayudar a diagnosticar esta condición. Si la causa del espasmo es la irritación de un nervio, como sucede en la espalda, una imagen de resonancia magnética puede servir para determinar la causa de dicha irritación.

Tratamiento

Al primer signo de espasmo muscular, se recomienda suspender la actividad e intentar estirar y masajear el músculo afectado. En un principio, el calor ayuda a relajar el músculo, aunque la aplicación de hielo puede servir después de presentarse el espasmo inicial y cuando el dolor se haya reducido. En caso de que persista el dolor en el músculo, se pueden utilizar medicamento antiinflamatorios no esteroideos y, y en casos más graves, el médico puede prescribir medicamentos antiespasmódicos.

Después del tratamiento inicial, se debe determinar la causa del espasmo para evitar que recurra. Si existe compromiso de un nervio irritado, es posible que sea necesario recurrir a la fisioterapia, o incluso, a la cirugía.

La causa más común de calambres musculares asociados con actividades deportivas es la deshidratación. Por esta razón, la rehidratación con agua o bebidas para deportista resuelve el problema.

 

¿Alguna vez has sufrido un calambre muscular? ¿Sueles tener espasmos musculares al hacer deporte? No dudes en ponerte en contacto con un fisioterapeuta. En MTS Fisioterapia podemos ayudarte. Escríbenos o llama al 924 030 819. 

 

Imagen: <a href=’https://www.freepik.com/free-photo/warming-up-outdoors-in-the-autumn-holding-an-ankle_1281690.htm’>Designed by Freepik</a>