Especialistas en Dolor Orofacial y Fisioterapia. CITA ONLINE

Consejos para evitar lesiones jugando al pádel

Consejos para evitar lesiones jugando al pádel

9 abril, 2015
|
0 Comentarios
|

¡Se acerca el OPEN DE PÁDEL TROFEO “LÍDER SPORT”!

Como fisioterapeuta del torneo, estos días voy a hacer algunas entradas basadas en este deporte.

En este primer post, voy a dar algunos consejos para entrenamientos o partidos de pádel. Muchas cosas probablemente ya las sepáis, pero nunca viene mal hacer un repaso.

  1. Calentamiento.

Antes de realizar cualquier deporte, es imprescindible realizar movilizaciones de todas las articulaciones. En pádel, debemos insistir sobre todo en muñecas, codos, hombros, rodillas y tobillos.  Esto, debe ir acompañado de un ejercicio aeróbico de alta intensidad (por ejemplo, correr  cinco minutos alrededor de la pista).

Haciendo un buen calentamiento, estamos realizando una adaptación progresiva del cuerpo al aumento de la intensidad física disminuyendo la posibilidad de tener, por ejemplo, una rotura fibrilar o un esguince.

  1. Beber muchos líquidos.

Antes, durante y después del partido o entrenamiento.

  1. Material deportivo apropiado.

Son básicos, una pala y unas zapatillas adecuadas. Una pala de calidad amortigua el impacto en los golpes, minimizando las posibilidades de que aparezca una epicondilitis, o unas zapatillas específicas pueden evitar una fascitis plantar.

  1. Estiramientos.

Después del partido o entrenamiento es muy importante dedicar unos 10 minutos a estirar los grupos musculares que más utilizamos al jugar al pádel. De esta manera, un buen programa de estiramiento comenzaría estirando las piernas (gemelos, isquiotibiales, psoas ilíaco, cuádriceps y glúteos) y luego los brazos (deltoides, bíceps, tríceps, flexores y extensores de los dedos).

¡Recuerda! Estiramientos: mantener 20 segundos, sin rebotes y sin dolor.

  1. Secar el mango con polvos de talco o magnesio.

Así evitarás que la pala se te resbale o que aparezcan ampollas en las manos.

  1. ¿Dolor al jugar?

No dudes en hacer una consulta a tu médico o fisioterapeuta para que te valore. Una molestia tratada a tiempo, puede evitar una lesión más grave.

 

Espero que la entrada os haya resultado interesante. Estos consejos no son difíciles de seguir y os aseguro que os pueden resultar muy beneficiosos. Os animo a que los sigáis y si tenéis cualquier duda o sugerencia, comentad abajo. ¡Gracias!