Especialistas en Dolor Orofacial y Fisioterapia. CITA ONLINE

Ejercicios para el preparto

Clinica_MTS_Ejercicios_Preparto

Ejercicios para el preparto

2 julio, 2015
|
0 Comentarios
|

Aunque sí es cierto que lo ideal es el ejercicio continuado que nos permita estar sanos, durante la época de embarazo es conveniente llevar una vida activa con más constancia pero sin cansarnos. De esta manera, lograremos evitar complicaciones a nivel muscular.

Andar o nadar, por poner solo dos ejemplos, son ejercicios muy recomendables para la futura madre. Pero existen una serie de ejercicios específicos a realizar durante el preparto, que son los que vamos a tratar a continuación:

• Postura de gato: Elevando el suelo pélvico, espiramos manteniendo la espalda
redonda para, después, inspirar mientras relajamos la musculatura pelviana y abdominal.

Colocada en bipedestación, separamos las piernas y flexionamos las rodillas ligeramente; después, inclinamos el tronco hacia delante apoyando las manos sobre las rodillas. Mantenemos esta postura e intentamos elevar el suelo pélvico haciendo un cuidadoso movimiento circular mientras espiramos. Para terminar, relajamos durante la inspiración y basculando la pelvis hacia atrás.

• Partiendo de posición agachada, con piernas separadas y apoyando
por completo la planta del pie (con la espalda recta, a ser posible), apretaremos una mano contra la otra presionando; debemos intentar mantener esta postura solas pero, en caso de que no nos sea posible, está permitido contar con la ayuda de otra persona.

Cuando mantenemos esta postura, nuestra espalda se desplazará hacia adelante apoyando en el suelo nuestras manos y las puntas de los pies. Los músculos del suelo pélvico se tensarán hacia arriba, haciendo presión con las rodillas a los brazos que opondrán resistencia. Mantenemos y relajamos.

• Nos sentamos en una silla con las piernas abiertas mientras cogemos el respaldo con ambas manos. Presionamos las piernas contra las patas de la silla levantando el suelo pélvico por etapas mientras vamos espirando. Cuando llegue el momento de inspirar, relajamos pelvis y piernas.

¡Realizando estos ejercicios de manera periódica y llevando una dieta saludable, lograremos estar en plena forma!