Especialistas en Dolor Orofacial y Fisioterapia. CITA ONLINE

Fisioterapia Neurológica

FISIOTERAPIA NEUROLÓGICA

Es una rama dentro de la fisioterapia destinada a la valoración y tratamiento de personas con problemas motores o sensitivos relacionados con daños en el sistema nervioso. Estas personas pueden presentar problemas de movilidad, cambios del tono muscular o de la postura, una alteración en el equilibrio y coordinación, espasmos y temblores, pérdida de funciones y sensaciones disminuidas. El objetivo de este tipo de fisioterapia será mejorar los aspectos físicos producidos por los trastornos neurológicos y neuromusculares.

Factores para lograr la mayor efectividad

Influyen muchos factores para conseguir la máxima eficacia de la fisioterapia neurológica, que debe estar adaptada según la lesión de cada persona. Algunos de estos factores son:

El lugar donde se localiza el daño neurológico.

El tipo de daño neurológico.

Problemas médicos simultáneos.

La medicación.

La vida deportiva previa a la lesión y una correcta dieta.

El entorno familiar y social.

La autoestima, motivación y estado cognitivo.

En la rehabilitación neurológica se trabaja tanto con adultos como con niños. Debe ser multidisciplinar, es decir, que trabajen coordinados psicólogos, neuropsicólogos, neurólogos, logopedas y fisioterapeutas neurológicos para mejorar la calidad de vida de los pacientes, reduciendo las secuelas derivadas de la lesión.

Fisioterapia neurológica

Objetivos de la Fisioterapia Neurológica

Los objetivos planteados en este tipo de fisioterapia van a ser siempre muy diferentes. En la entrevista clínica el paciente, o sus familiares, indicarán al fisioterapeuta cuáles son las mayores dificultades que se encuentran en su día a día. De esta forma, se comenzarán a establecer distintos objetivos en base a las necesidades del paciente. Por tanto, con algunos pacientes se buscará, por ejemplo, el perfeccionamiento del equilibrio para realizar alguna actividad en concreto y para otros, el objetivo de las terapias se centrará en que el paciente pueda llegar a sentarse en una silla de manera independiente.

Cabe destacar que la edad no va a ser una limitación para la recuperación, así como tampoco va a serlo el tiempo transcurrido desde que se produce el daño neurológico. Aunque es cierto que gran parte de la recuperación de una lesión del sistema nervioso ocurre en las primeras semanas, también se consiguen resultados años después y, sobre todo, se facilitará la calidad de vida.

¿A qué pacientes está dirigida la Fisioterapia Neurológica?

Todas las personas que hayan sufrido algún trastorno neurológico o neuromuscular se pueden ver beneficiadas por estos tratamientos de fisioterapia. Estas personas suelen presentar dificultades en el movimiento que pueden influir en su equilibrio, la marcha, la coordinación brazo-mano, la postura y el dolor. Debido a la alteración que presentan del equilibrio es común que sufran mareos y tengan un alto riesgo de caídas.

fisioterapia neurológica adultos

¿Qué tipo de problemas neurológicos aborda la Fisioterapia Neurológica?

Existe una gran variedad de patologías que conllevan daño neurológico para las que la fisioterapia es un punto fundamental dentro de sus tratamientos. Entre otras se encuentran:

Lesión medular.

Infarto cerebral o Accidente Cerebro Vascular (ACV).

Traumatismo craneoencefálico.

Lesión cerebral por tumor.

Parkinson.

Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Esclerosis múltiple.

Distonía.

Distrofia muscular.

Atrofia multisistémica.

Síndrome del dolor regional complejo.

Síndrome de Guillian-Barré.

Neuropatía.

Trastornos vestibulares, neurinoma del acústico u otras condiciones que causan mareos y pérdida de equilibrio.

Espina bífida.

Parálisis cerebral.

Parálisis progresiva supranuclear.

Parálisis de Bell.

Ataxia Espinal Cerebelar.

Paraparesia hereditaria espástica.

Miositis.

¿En qué consiste la Fisioterapia Neurológica?

Consiste en la rehabilitación del sistema nervioso con la finalidad de conseguir en los pacientes neurológicos el mejor potencial motor e incrementar su calidad de vida al máximo. Permite a estos pacientes lograr y mantener sus niveles físicos, sensoriales, cognitivos, psicológicos y sociales y les proporciona las herramientas que necesitan para alcanzar su autonomía e independencia.

Algunos de los problemas asociados al daño cerebral son los siguientes:

DEBILIDAD MUSCULAR: el tratamiento irá enfocado a la elaboración de ejercicios de fortalecimiento para los grupos musculares que estén afectados, logrando así una mayor libertad de movimientos.

ACORTAMIENTO MUSCULAR: se programan actividades con el fin de elongar aquellas estructuras acortadas, permitiendo un mejor movimiento. Tanto la debilidad muscular como el acortamiento suelen ocurrir simultáneamente y necesitan una cuidadosa evaluación.

RIGIDEZ ARTICULAR: se realizará un tratamiento local o general. El fisioterapeuta ayudará a hacer movilizaciones o las realizará de forma pasiva y en los casos en los que sea posible se indicará al paciente que lo realice en su domicilio.

EQUILIBRIO Y POSTURA: los pacientes con problemas neurológicos suelen presentar una serie de posturas anormales en las que el cuerpo intenta compensar su falta de información sensorial. Cuando el cuerpo adquiere una postura de flexión resulta muy complicado mantener un equilibrio normal. Con la fisioterapia neurológica se va a normalizar la postura y su alineamiento, consiguiendo así que el cuerpo reciba más información postural.

ESPASTICIDAD: la espasticidad se trata de una alteración del tono muscular a nivel neuronal que va a entorpecer la vida cotidiana del paciente. Si la espasticidad no es tratada puede llegar a provocar una serie de posiciones en los brazos y en las piernas que impedirán al paciente realizar sus movimientos funcionales correctamente.Las posturas típicas provocadas por la espasticidad son llevar el brazo pegado al cuerpo o la mano cerrada en un puño. La fisioterapia neurológica puede tratar esta condición de diferentes formas según el caso, ya sea mediante ejercicios, tratamientos manuales o educación al paciente y familiares.

ÚLCERAS POR PRESIÓN: las personas que pasan demasiado tiempo en la misma postura pueden desarrollar heridas en la piel. Las zonas en las que comúnmente se desarrollan son aquellas donde los huesos están más cerca de la piel, como por ejemplo los tobillos, los talones, las caderas y el sacro. Las úlceras por presión pueden evitarse con ayuda del fisioterapeuta, gracias a las movilizaciones y a la educación en cambios posturales. Es muy importante que el paciente aprenda a hacer cambios posturales y, en el caso de que no tuviera la capacidad de cambiar de postura por sí mismo, los familiares aprendan de la mano del fisioterapeuta a realizarlos.

Ejercicios y técnicas empleadas en Fisioterapia Neurológica

Cada tratamiento de fisioterapia será personalizado atendiendo a los objetivos y características individuales de cada paciente. Se basará en:

Trabajos de equilibrio y de alineación corporal.

Ejercicios para mejorar el equilibrio, la marcha y la autoestima.

Ejercicios para mejorar la función de miembros superiores y manos.

Actividades para desarrollar la conciencia corporal y el control del movimiento.

Manejo de la fatiga, el dolor, la espasticidad, los espasmos y la tensión muscular.

Programas de ejercicios individualizados de ejercicio cardiovascular y de fuerza.

Educación para el manejo de los síntomas neurológicos.

Pautas para incrementar la autonomía del paciente al máximo.

Fisioterapia neurológica6