Especialistas en Dolor Orofacial y Fisioterapia. CITA ONLINE

Fisioterapia y dolor crónico

FISIOTERAPIA Y DOLOR CRÓNICO

¿Qué es el dolor?

El dolor es un sistema de protección de nuestro cuerpo. Resulta vital para la supervivencia del ser humano, sin él no seríamos conscientes de muchos peligros o enfermedades. El dolor es una señal que envía nuestro sistema nervioso periférico al cerebro para avisarnos de que estamos en peligro. Se trata de una sensación desagradable, que puede reproducirse de muchas maneras, en forma de pinchazo, hormigueo, picor, ardor o molestia.

¿Cómo se clasifica el dolor?

El dolor se clasifica en dos tipos, dolor agudo y crónico. El dolor agudo nos avisa de que, en ese momento, existe una lesión o disfunción que debe ser atendida. La función del dolor, en este caso, es proteger. Por eso, por ejemplo, en el caso de una fractura en la pierna se produce dolor al caminar, ya que el cerebro genera esta alarma indicando que hay que hacer reposo hasta que se consolide el hueso. El dolor agudo tiene una duración corta y se resuelve cuando se soluciona el problema que lo produce.

Dolor crónico y fisioterapia

¿Cómo llega a establecerse un dolor crónico?

El dolor es fundamental para mantenernos a salvo ya que avisa y protege de posibles lesiones, traumatismos o accidentes. El cerebro manda señales de dolor a través del sistema nociceptivo. El problema viene cuando existe un fallo en este sistema, ya que nuestro cerebro nos avisa con señales dolorosas en procesos y en ocasiones que en realidad no implican una amenaza para nuestro cuerpo. En este caso, se habla de dolor crónico.

En el ámbito clínico, cuando existe un dolor establecido en una zona desde hace más de tres meses, se considera que el dolor es crónico. Es importante tener en cuenta que cuando se habla de dolor crónico, no significa que vaya a permanecer con nosotros ya toda la vida si no que, como se acaba de indicar, lleva establecido más de tres meses.

Lo más característico del dolor crónico es que el sistema nervioso central se sensibiliza, en otras palabras: el sistema de alarma del cuerpo salta antes de lo que debiera. Por tanto, en personas con este tipo de dolor, su nivel de sensibilidad ante cualquier estímulo es más alto que aquellas que no lo tienen. Debido a que el sistema nervioso central de una persona con dolor crónico está sensibilizado, existen muchos aspectos que influyen en el incremento o disminución del dolor. En este punto, entra en juego la labor de la fisioterapia. Asimismo, es importante tener en cuenta otros factores que influyen a nivel global en el cuerpo como la calidad de sueño, la alimentación, el ejercicio físico, el estado emocional, etc.

¿Cómo trabajamos en Clínica MTS Fisioterapia con pacientes con dolor crónico?

En el tratamiento del dolor crónico, lo más importante es que el paciente entienda el origen de su dolor. Por eso, en Clínica MTS Fisioterapia le damos mucha importancia a la primera consulta y a escuchar al paciente. En el momento de la primera consulta se realiza la historia clínica, se repasan las posibles pruebas complementarias que nos aporta, se revisan los informes de otros profesionales que le hayan examinado y se comenta pausadamente con el paciente las mayores dificultades que presenta en sus actividades de la vida diaria con el fin de establecer unos objetivos de tratamiento. Posteriormente, se pasa a hacer una valoración física y después, se le explica al paciente el tratamiento más adecuado para él.

Como se comentaba anteriormente, existen muchos factores que influyen en la perpetuación del dolor crónico, por tanto, se requiere una participación activa por parte del paciente en su proceso de tratamiento. Por este motivo, junto con las técnicas de fisioterapia que el fisioterapeuta considere más indicadas, el paciente debe mejorar aspectos de su vida como la calidad del sueño, evitar el sedentarismo, estimular sus relaciones sociales, realizar actividades que le motiven, tener unos hábitos alimenticios adecuados o mejorar su estado emocional, entre otros. Por tanto, en muchas ocasiones es imprescindible contar con la colaboración de otros profesionales sanitarios.

¿Qué tratamientos empleamos en Clínica MTS Fisioterapia en pacientes con dolor crónico?

Generalmente, los tratamientos aplicados en Clínica MTS Fisioterapia son de terapia manual aunque también contamos con dispositivos de electroterapia y ultrasonido. Algunas de las técnicas más utilizadas en Clínica MTS Fisioterapia son movilizaciones y manipulaciones articulares, técnicas de tejido blando (inducción miofascial, masoterapia, tratamiento de puntos gatillo miofasciales…), punción seca o vendajes, entre otras.

Cuando un paciente acude a consulta por dolor crónico, lo más importante es que los tratamientos aplicados sean indoloros o prácticamente indoloros ya que, como se comentó anteriormente, son personas que tienen una sensibilidad aumentada. Por eso, la comunicación entre paciente y fisioterapeuta se convierte en un punto clave en la evolución de la patología. Además, las creencias que el paciente tiene acerca de su dolor son elementos clave para la mejoría del mismo. En este caso también resulta fundamental la comunicación entre fisioterapeuta y paciente.

En el tratamiento de todas las patologías, pero en especial en el dolor crónico, es imprescindible la educación y el autotratamiento del paciente. Esto se debe a que el tratamiento no debe focalizarse exclusivamente en los tejidos, debe actuar en el cuerpo también a nivel global.

¿Qué efectos tiene la fisioterapia en el tratamiento del dolor crónico?

El papel fundamental de los tratamientos de fisioterapia en pacientes con dolor crónico es disminuir la sensibilidad del sistema nervioso central. ¿Cómo lo consigue? El sistema nervioso se divide en central o periférico. El sistema nervioso periférico está formado por nervios tan conocidos como el mediano, el ciático, etc. que, en personas con dolor crónico, están también muy sensibles. La fisioterapia, a través del tratamiento de estas estructuras, la indicación de ejercicio terapéutico y la educación del paciente, consigue una relajación en el sistema nervioso central.

El cuerpo humano reacciona con distintas respuestas a los tratamientos de terapia manual. Éstos consiguen disminuir el tono muscular aumentando los rangos de movimiento o disminuyen el dolor a través de la activación de una cascada de mediadores inflamatorios, entre otros. Para mayor informacion haz click aquí.