Especialistas en Dolor Orofacial y Fisioterapia. CITA ONLINE

Fisioterapia en personas mayores

FISIOTERAPIA EN PERSONAS MAYORES

¿En qué consiste la fisioterapia en personas mayores?

En la clínica MTS Fisioterapia, cuando vamos a realizar un tratamiento en personas mayores, siempre nos centramos en comenzar con realizando una valoración inicial de la funcionalidad que presenta el paciente. A partir de aquí nuestros fisioterapeutas elaborarán un plan de tratamiento y unos ejercicios, cuya finalidad será mejorar la movilidad y funcionalidad en las actividades de la vida diaria del paciente, además de reducir el dolor y aumentar la confianza en sí mismo.

La fisioterapia va a actuar de maneras diferentes en las personas mayores, con la finalidad de mejorar y de prevenir factores de riesgo, evitando o retardando de esta forma la aparición de la enfermedad.

En esta modalidad de fisioterapia se realizarán ejercicios de estiramiento, equilibrio, fortalecimiento muscular o coordinación, entre otros, para conseguir una mejora o un enlentecimiento de los síntomas en los casos de patologías degenerativas, muy comunes en personas mayores. El ejercicio terapéutico mejora la calidad de vida de estos pacientes.

Fisioterapia en personas mayores

¿Qué objetivos tiene este tipo de fisioterapia?

El objetivo principal de la fisioterapia en personas mayores es dar la máxima calidad de vida posible y la mejor funcionalidad para las actividades de la vida diaria a estos pacientes.

La fisioterapia enfocada al tratamiento de personas mayores interviene tiene la finalidad de tratar problemas motores, programar actividades físicas adaptadas, fortalecer la musculatura y trabajar la resistencia, equilibrio y postura. Con todo esto, se fomentará que estos pacientes aumenten su nivel de confianza en ellos mismos.

¿Qué función tiene el fisioterapeuta que trabaja con personas mayores?

La fisioterapia en personas mayores se centra en tres funciones principales, que explicamos a continuación.

Por un lado, la fisioterapia preventiva, como su propio nombre indica, va a prevenir las diversas patologías, disfunciones o enfermedades que pueden aparecer en personas mayores. Trabajará la amplitud articular de todas las articulaciones, la fuerza, el equilibrio y la coordinación. Será mejor prevenir una caída que el tratamiento de las posibles fracturas que esa caída provoque. Esta fisioterapia va a trabajar por mantener las capacidades motoras de los pacientes y la mayor independencia posible.

Por otro lado, tenemos la fisioterapia diagnóstica, la cual va a centrarse en la valoración de la lesión, dolor o caída. Va a observar la restricción de movilidad del paciente y su influencia en la vida diaria de este. A partir de aquí determinará un diagnóstico específico.

Por último, nos encontramos con la fisioterapia terapéutica o rehabilitación. Es la más conocida y consiste en el tratamiento de la lesión o lesiones. El tratamiento fisioterápico en personas mayores es similar al que se realiza en cualquier otro paciente, con la diferencia de que en estos casos el fisioterapeuta deberá adaptarse a las necesidades específicas de estas personas. Hay que animar y apoyar a los pacientes para motivarlos y hacerles ver que pueden tener una exitosa recuperación, lo que los llevara a tener una mejor calidad de vida.

fisioterapia en personas mayores

En clínica MTS Fisioterapia, ¿a qué tipo de pacientes y con qué patologías dirigimos los tratamientos de fisioterapia en personas mayores?

Esta fisioterapia va dirigida a todas las personas mayores. Actuará tanto para prevenir lesiones o enfermedades, como para mejora la calidad de vida y funcionalidad en estos pacientes.

Las personas mayores representan un grupo de riesgo para ciertas enfermedades que suelen relacionarse con el envejecimiento. Estás enfermedades son las conocidas como enfermedades crónicas. Éstas son todas aquellas enfermedades de larga duración con progresión lenta. Este tipo de enfermedades pueden aparecer a cualquier edad, pero se desarrollan con más frecuencia en las personas mayores.

Debido a lo comentado en el párrafo anterior, es muy importante conocer e identificar las enfermedades que suelen aparecer en las personas mayores para poder abordarlas mejor. A continuación, desarrollamos algunas de las enfermedades más comunes que van a desarrollarse en las personas mayores:

Artritis. Consiste en la inflamación de las articulaciones. La persona que la padece siente dolor y rigidez. La fisioterapia ayudará a reducir esta inflamación y el dolor que provoca.

Artrosis. Se trata de la degeneración del cartílago articular, como consecuencia de la edad. Puede llegar a provocar dolor en el movimiento y problemas de movilidad. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Con la rehabilitación, los pacientes que la padecen podrán llevar una vida normal.

Diabetes. Casi todas las personas mayores padecen diabetes. Sus causas principales son el estrés, una mala dieta y la inactividad. Aunque no es una enfermedad que se trate principalmente con fisioterapia, la actividad física va a mejorar la situación del paciente, permitiéndole tener una vida completamente normal.

Alzheimer o Demencia Senil. Son enfermedades relacionadas con un trastorno del cerebro. En el Alzheimer se afecta específicamente el área que controla la memoria. Aquí la fisioterapia trabaja para mantener la máxima funcionalidad posible del paciente, mejorando su calidad de vida.

Parkinson. Se relaciona con un trastorno del sistema nervioso central. En esta enfermedad existe una alteración del movimiento, que provoca alteraciones funcionales. Es frecuente y característico en el Parkinson la aparición de movimientos involuntarios. La fisioterapia trabajará estos aspectos.

Osteoporosis. Aparece como consecuencia de la disminución de minerales, como el calcio, en los huesos. Por esta razón, existe más riesgo de fractura. Es más frecuente en mujeres como consecuencia de la menopausia. El deporte y la actividad física favorecerá el retraso de su aparición o de su avance.

Accidente Cerebro Vascular (ACV) o Ictus. Es una enfermedad cardiovascular que aparece al romperse u obstruirse alguno de los vasos sanguíneos que llevan la sangre al cerebro. Esto puede dar lugar a una parálisis parcial o total de la persona que lo sufra, provocando una pérdida de las facultades motoras. Puede causar, además, pérdida del habla o incluso la muerte. La fisioterapia trabajará por devolver a estos pacientes la movilidad, la fuerza muscular y la sensibilidad que se han visto afectadas.